Mis 6 imprescindibles del verano para niños

Ahora que aprieta el calor (más bien, asfixia), que están abiertas las piscinas, y que estamos en pleno verano, os voy a contar mis 6 productos imprescindibles para ir, tanto a la piscina, como a la playa, en verano con mis peques (he dicho “imprescindibles” claro, porque mi bolsa de piscina y/o playa siempre parece la de Mary Poppins):

1) Manguitos:

Aunque siempre he tenido manguitos inflables de los de toda la vida -que, por cierto, odio inflar- con dibujos animados del tipo Patrulla Canina, o Mickey Mouse, parece ser que este año ese tipo de manguitos ya han pasado a la historia.

Los manguitos estrella de este verano son los manguitos o discos de espuma para aprender a nadar gradualmente.

manguitos de espumaEstos discos son de espuma de polietileno (como una especie de corcho) de varios colores, por lo que no se inflan (y, por tanto tienes la seguridad de que tampoco se van a desinflar), y son muy fáciles de poner y de quitar.

Vienen tres o cuatro (dependiendo de la marca) para cada brazo de tal manera que permiten ajustar la flotabilidad deseada. Por ello, a medida que el niño vaya creciendo y aprendiendo a nadar, y vaya cogiendo confianza, se pueden ir retirando discos de cada brazo. Soportan hasta 60 Kg de peso.

Os dejo aquí dos enlaces, el primero, de los discos que tengo yo, y el segundo, de unos discos de otra marca que están ahora mismo en oferta en Amazon, ambos, con los gastos de envío gratis:

Son realmente geniales y duraderos. Los bajó una niña un día a la piscina de casa y fueron todo un exitazo.

2) Toalla Poncho

Perfectas y muy cómodas para poner y quitar a los niños y mantenerles calentitos después del baño. Antes usaba unos albornoces para niños pero las toallas poncho son muchísimo más prácticas, secan igual y abultan y pesan mucho menos. Tienen capucha y algunos diseños son muy divertidos.

Las hay de infinidad de colores y dibujos y también de diferentes materiales (algodón, poliéster, microfibra, etc.). Lo importante es que escojáis una que sea de buen material para que seque bien. Nosotros las preferimos de 100% algodón, aunque para la playa están muy bien los de microfibra que se secan antes. Os dejo los enlaces de toallas poncho de ambos materiales:

3) Crema protectora de sol 50

crema de sol
www.pixabay.com

Es muy importante proteger la piel de los mas pequeños de los rayos UVA/UVB con una crema de factor de protección 50.

Yo soy fiel a las cremas de protección solar de farmacia, siempre de factor 50, más que nada porque mi peque mayor tiene piel atópica.

Se la doy a mis peques en casa siempre antes de salir de casa por todo el cuerpo y la cara antes de vestirles porque suele ser más untuosa y más rollo de dar.

Os dejo mis favoritas:

  • La Roche-Posay Anthelios leche solar niños SPF50+ 250ml. Para mi, sin duda, la mejor. Este año han sacado además una con efecto gel que se unta fenomenal y se puede aplicar incluso en la piel mojada.

  • Protextrem® SPF50+ Suncare Atopic Kids loción super nutritiva 150ml. Esta crema es especial para pieles atópicas.

Estas cremas de farmacia, comoya he dicho se las doy a mis peques en casa antes de salir. Pero como son niños, y, como sabéis, están todo el rato entrando y saliendo del agua, me llevo siempre otra crema solar en formato spray, también con factor de protección 50, que es mucho mas fácil de dar a los niños, incluso con la piel mojada, y se absorbe fenomenal, de manera que siempre vayan bien protegidos por el sol (tengo que reconocer que soy un poco histérica con el sol).

  • Mi crema en spray para niños favorita es de Lidl, de la marca Cien. Super buena y muy económica. Ya os digo, la uso para proteger a mis peques del sol después de cada baño en la piscina o en la playa.

4) Gorro para el sol

niña gorrito
www.pixabay.com

Yo soy incapaz de estar bajo el sol sin un gorro, así que hago lo mismo con mis peques. Un gorro que no les de calor y que les proteja de los rayos del sol es básico, sobretodo para los más bebés.

Para niña es muy fácil encontrar en las tiendas o grandes almacenes un gorro bueno, bonito, barato. Eso si, os recomiendo, sobretodo para los más peques, que los compréis con cintas para abrochárselo al cuello, porque si no es fácil que se lo quiten o que el gorro salga volando.

Para niños, a no ser que os gusten las gorras, es mas difícil encontrar gorros. A mi me gustan clásicos de los de toda la vida (como los de la foto). Pero también los hay de materiales especiales para proteger de los rayos UV e incluso con orejeras que no son tan “estéticos” pero que son los mejores.

Os dejo el enlace de unos gorros de corte clásico muy asequibles, que además son de material especial para proteger de los rayos UV (factor 50) y que los hay de varios colores (tanto para niño como para niña) y de varias tallas (de 0 a 12 años): gorro de sol para niños.

También os dejo un enlace de un gorro que, ademas de estar hecho con un material especial que protege de los rayos UV tiene protección de cuello y orejas. Estos también ofrecen la posibilidad de comprarlos en varios colores y en distintas tallas de 2 a 8 años: Happy Cherry sombrero infantil playa.

5) Camiseta de baño con protección UPF 50

niño jugando en la orilla
www.pixabay.com

Ya sea porque vuestro peque es muy bebé y el agua de la piscina/playa está muy fría, o porque, siendo más mayor, queréis que vayan con una protección extra, tanto para la temperatura del agua, como para los rayos del sol, las camisetas de baño son una solución perfecta.

Yo las uso principalmente para la playa, que vamos al atlántico y el agua está muy fría. La verdad es que la primera vez que las vi me parecieron un poco “antiestéticas” y quizá un poco incómodas para los peques, pero me regalaron una, y cuando la probé me di cuenta que eran super prácticas.

Os dejo los enlaces de las más vendidas en Amazon:

6) Cuchara dispensadora para bebés

Puede parecer una tontería pero para los que vayáis a la playa o piscina con bebés me lo vais a agradecer. Esta cuchara dispensadora permite ir metiendo la comida dentro y apretar cada vez que el bebé tome una cucharada.

Permite dar de comer al bebe con una sola mano, lo que es súper cómodo cuando nos encontramos en la playa y en la piscina en la que no vamos a tener trona ni manos suficientes para que el momento comida no sea un desastre: una mano sujetando el potito, la otra mano sujetando la cuchara, la servilleta volando por el viento de la playa, el bebé metiendo la mano en la arena jajaja etc.

Ya os digo, todo un descubrimiento que vale la pena totalmente. Es muy económica y permite lavarla en el lavavajillas. Aquí os dejo el enlace: cuchara dispensadora de bebé.

Cosas que no sabía antes de tener un niño (varón)

niño abrazando a su madre
www.pixabay.com

Hace unos meses, una buena amiga mía me confirmó por fin que, después de bastante tiempo intentándolo, se había quedado embarazada. Ella, como la mayor parte de las mujeres que conozco, quería que fuese niña (¿¿por qué nos empeñamos en querer una niña??). Sin embargo, hace unos días le confirmaron que era niño y pude notar su decepción.

No me gusta mucho sacar diferencias o ventajas dependiendo del sexo de bebé porque, como siempre digo, cada niño es un mundo, con independencia de que sea niña o niño.

Sin embargo, y haciendo una excepción, os voy a contar lo que le dije, que no es otra cosa que un resumen de mi experiencia después de haber tenido un niño (y puedo hablar con conocimiento porque también tengo una peque niña):

1. Los niños son pequeños terremotos: por lo general, son menos tranquilos y mas brutos que las niñas

  • Se pasan el día corriendo de un sitio a otro (desde que bajan de su cama), les encanta trepar (todo tipo de columpios, sillones, camas, a la cuna de su hermana, etc.).
  • Sacan más partido a un tobogán que una niña, ya que ellos, además de subirse por las escaleras, se suelen subir –la mayor parte de las veces– trepando por la parte de delante o haciendo el mono (y eso cuando no se les ocurre sentarse arriba del tobogán y tirar un par de coches antes de tirarse ellos…);
  • Les encanta saltar por todos los lados (muebles, agua, barro…) y si se manchan o se mojan, les da igual;
  • Las motos o triciclos nos las usan solo para pasear o hacer carreras, también para chocarse contra las paredes, para bajar las cuestas a toda pastilla mientras escuchan (ya de lejos) el “cuidado”!!! de mamá, para bajar escaleras (sí, escaleras), o –si te descuidas– para atropellar a alguien sin querer.
  • Y sí, se dan más golpes y más cabezazos, se muerden los dedos o la lengua, y se caen con bastante facilidad. Así que, tranquila, si hace falta ir a urgencias, se va y punto.
  • Con ellos, casi nunca te aburres. Te tienen, por lo general, bastante activa: con el cuerpo en alerta y el corazón a tope.

2. Vais a aprender a jugar con juguetes con los que no estáis tan familiarizadas

  • Vais a estar rodeadas de coches, camiones, trenes, aviones, grúas, excavadoras, ambulancias, coches de policía, bomberos, etc., que en algunos casos acaban siendo tirados por los aires o (en mi caso) aparcados en el sitio mas insospechado (detrás de la puerta del baño, debajo de una cama, en un lado del pasillo, etc.).
  • Vais a desarrollar la mente de una manera asombrosa para jugar a montar garajes con sus rampas, a contarles cuentos de superhéroes, de barcos piratas y de aventuras emocionantes.
  • Vais a tener que conseguir disfraces de spiderman, de pirata, etc.
  • Y por supuesto, os vais a saber de memoria los episodios de la patrulla canina o de los monster machines!!

 3. La ropa de chico es mas simple que la de niña y es fácil llevarles guapos

  • Con unos cuantos pantalones, camisas y jerséis podéis sacar combinaciones asombrosas.
  • No se quejan (por lo menos en mi caso) del modelo que les pongáis, ni de si va de rojo, azul, o verde.
  • Eso si, comprad un buen detergente anti manchas si queréis que la ropa os dure.
  • Y ojo con los zapatos y zapatillas, porque en el caso de que frenen su moto-triciclo arrastrando las puntas del pie contra el suelo (es mi caso) les van a durar dos telediarios, y tendrás que volver a comprar otros si no quieres que vayan con un raspón-agujero.

4. Son muy divertidos: te van a sorprender de las risas que te van a provocar

  • Y es que de cualquier cosa sacan algo divertido.
  • Les encanta hacer el “guarrete” y el “ganso”. Y se ríen de cualquier tontería.
  • Te sorprenderás cuando estés riñéndole aguantándote la risa.

5. Y lo mejor de todo, son súper cariñosos con sus mamis: todo un descubrimiento

  • Y es que te llenaran de abrazos y besos, te acariciarán el pelo, te dirán que eres muy guapa, que les gusta tu collar o tu jersey (aunque sea el que usas para estar por casa).
  • Sus mamis son su referente y el primer amor de sus vidas. Con las que se sienten protegidos y a las que quieren tener cerca cuando están malitos.
  • Te sorprenderá regalándote una flor que han cogido ellos mismos (que igual te llega aplastada, claro, pero que te va a hacer la mujer mas feliz del mundo).
  • Si alguna vez duermen en tu cama, van a acabar abrazados o muy pegaditos a ti.
  • Harán que se te caiga la baba cada vez que se pongan melosos y te digan “te quiero”.
  • Esta relación que vais a tener madre-hijo va a dar mucha envidia sana al papá, pero ya le llegará su momento.

En definitiva, no considero que sea ni mejor ni peor que sea niño, pero no cambiaría la experiencia de tener un niño por nada del mundo. Ha sido todo un descubrimiento.